Exposiciones

Ondas y Válvulas: El origen de la radio

Del 13 de febrero al 26 de abril de 2020


La radio ha sido uno de los elementos clave para comprender el siglo XX. En esta exposición se hace un recorrido por su historia: su aparición y los motivos de su rápida expansión, las primeras emisoras, los avances tecnológicos y su evolución estética; también se reserva un espacio propio para sus primeros años en Elche.


Su extensión alcanzó rápidamente todo el planeta, desde que se inventó a finales del siglo XIX, dado su enorme potencial político, militar y social. Fue el primer medio de comunicación y entretenimiento ajustado al consumo de las familias por su carácter esencialmente doméstico y por su proyección social, porque era frecuente escuchar la radio en bares y espacios de reunión, permitiendo así comentar las noticias o sucesos que se emitían. A pesar de su carácter masivo este medio consigue llegar a los/as oyentes de forma personal, creando un pequeño vínculo, ya que ofrece cierto grado de participación en el acontecimiento o noticia que se está trasmitiendo.  Esto fue decisivo en su éxito. La radio llegaba a todas las clases sociales utilizando algo inherente al ser humano: la trasmisión oral.


Una vez que comenzaron a abrirse las primeras emisoras, se hizo necesario crear aparatos reproductores que pudieran llegar a al hogar medio: de pequeño tamaño y costes moderados.


En principio fueron muy populares las ‘radios de galena’, aparatos muy que carecían de altavoz y se escuchaban a través de auriculares. En 1912 comenzaron a usarse las válvulas electrónicas conocidas como ‘tríodos’ para fabricar receptores de radio. El mayor avance tecnológico, con respecto a los receptores de radio, vino con la invención del transistor. Este es un dispositivo de control de la corriente eléctrica más fiable, más barato y más pequeño. La casualidad quiso que la implantación del transistor y el consecuente final de las radios de válvulas, viniese muy poco tiempo después de la popularización de la FM, por ello son muy pocos los aparatos receptores de radio con tecnología de válvulas que incorporan la banda de Frecuencia Modulada. El único caso existente en la colección del Museo Escolar de Pusol es el modelo B5E83A de Philips, que data de 1958.


Las primeras radios de válvulas tenían el tosco aspecto de una gran caja de madera. Los fabricantes de receptores de radio no tardaron en darse cuenta de que debían esmerarse en hacer más atractivo el aspecto de estos aparatos. Estos primeros diseños son conocidos como ‘radios de lápida’ por su parecido con las estelas funerarias. Pronto, los bordes comienzan a redondearse y se acaba evolucionando a las ‘radios de capilla’. En la década de 1950 aparece un material revolucionario: el plástico. Barato y resistente, pronto se generaliza su uso en la fabricación de estos aparatos.


Entre las marcas más abundantes en las colecciones del Museo Escolar de Pusol están las multinacionales RCA, Telefunken o Philips; algunas firmas españolas, como las míticas Iberia y De Wald. Pero destaca la cantidad de ejemplares que no presentan marca alguna, debido a la extendida producción en pequeños talleres familiares cuyos dueños compraban las piezas por separado y ensamblaban ellos mismos los aparatos.


Origen de la radio en Elche


En nuestro municipio se instala la primera emisora local en 1927. Fue el músico y empresario Aureliano Botella Torres quien consiguió la licencia de instalación de una estación de radio, que ubicó en su domicilio de la Calle El Salvador nº 12. En 1933, Aureliano Botella se trasladó a Albacete y cerró la emisora ilicitana para abrir otra en la ciudad manchega.


En el mismo año, 1933, José Garrigós Espino solicitó la concesión de una nueva estación de radio en Elche, que se le concedió con la nomenclatura E.A.J.-53. Nació así Radio Elche, la primera emisora comercial ilicitana, que se mantuvo cincuenta años como única emisora local y que sigue en activo a día de hoy.


Elche contó con su propia fábrica de receptores de radio: KLARMAX Radio. Asencio Quirant Gonzálvez la fundó a principios de los años 40 y se mantuvo en activo durante tres décadas, llegando a fabricar incluso televisores. Su logotipo incluía el escudo de Elche. Fue muy conocida su tienda de aparatos de electrónica en la calle Reina Victoria. 

Vuelve a actividades

  • Ondas y Válvulas: El origen de la radio

¿Quiéres conocer todas nuestras novedades?

¡Suscríbete a nuestra newsletter!


Mecenazgo

Mecenazgo

Multimedia

Multimedia

Multimedia

Colecciones

Premios y reconocimientos



Top