Colecciones

Vida doméstica

  • Cerámica y porcelana:

Desde sencillos tazones hasta sofisticados juegos de café, la vida diaria no se entendería sin la presencia de objetos cerámicos. Especial relevancia tuvieron aquellos que facilitaban el consumo de agua potable o los que ayudaban a conservar y elaborar los alimentos. 


  • Cristalería:

En las casas más humildes eran muy apreciados unos simples vasitos de cristal coloreado; aún en las familias más pudientes solo en grandes ocasiones se servía en fuentes de cristal y botellas con decoración labrada. Pero el cristal también tuvo usos agrícolas, comerciales e incluso médicos.


  • Metal/Iluminación: 

Más allá de objetos decorativos el metal tuvo especial importancia en la iluminación de las casas: candiles, quinqués y luminarias fueron imprescindibles cuando no se contaba con luz eléctrica. 


  • Mobiliario:

Verdaderos tesoros para los amantes de las antigüedades han engrosado nuestra colección de mobiliario. Bien en el ámbito del hogar, como en el profesional, el escolar o el comercial, conservamos muebles extraordinarios.


  • Relojes:

Elementos poco comunes en la vida diaria del pueblo llano, quien se guiaba por los grandes relojes públicos como el que conservamos, poco a poco fueron siendo más asequibles hasta convertirse en indispensables en su versión de pulsera. 



  • Obras de arte: 

Tapices, cuadros, esculturas, grabados y objetos decorativos... en casi todos los hogares se contaba con algún objeto que aportara carácter y empaque al espacio familiar. 



¿Quiéres conocer todas nuestras novedades?

¡Suscríbete a nuestra newsletter!


Mecenazgo

Mecenazgo

Multimedia

Multimedia

Colecciones

Colecciones


Premios y reconocimientos


Top